Inicio » Belleza » Los cuidados de las manos

Los cuidados de las manos

3C9C0F5D9

Las manos muestran precozmente el paso del tiempo. Pero, un tratamiento adecuado permite ver resultados de inmediato.

Para unas manos suaves:

  • Exfoliantes: El peeling para rostro sirve también para Las manos. Humedezca sus manos impregnadas de producto (con agua tibia) y frótelas haciendo un masaje de forma lenta y profunda. Enjuague con abundancia. No realizar más de dos exfoliaciones por semana, porque fragiliza la piel y la desprotege, ya que arrastra la capa hidrolípidica natural, que actúa como autodefensa. Tras la exfoliación, aplique una crema hidratante o, en pieles muy secas, una nutritiva. Si desea obtener una suavidad extra, puede aplicar un baño de aceite de oliva tibio durante 2 o tres minutos. Ver el resultado.

Para unas manos bien nutridas:

  • Máscaras: Puede utilizar máscaras específicas para Las manos, o bien fórmulas para el rostro: Purificantes para manos grasas; nutritivas o vitaminadas para manos secas; o suavizantes para manos con asperezas. A las manos con tendencia a sudar no les convienen los tratamientos nutritivos estándar, sino cremas elaboradas sin aceites ni grasas. Además, se recomienda que tengan una textura acuosa, ligera y con glicerina. Para la mujer que no sabe trabajar con guantes, a pesar de tocar productos agresivos, le conviene usar cremas elaboradas a base de siliconas, que crean una capa aislante frente a los agentes externos.

Para unas manos jovenes:

  • Cremas tensoras: Usar cremas tensoras cuya fórmula aislante actúa como un auténtico lifting para la piel de Las manos. Puede aplicar los tratamientos tensores para rostro y cuello. Hay que alternarlos con cremas hidro-nutritivas. No castigue duramente las manos, porque la flacidez y las arrugas se deben, en gran medida, a la falta de mimos y tratamientos. Hay que evitar el contacto con el agua muy fria o excesivamente caliente, con los detergentes y con los productos químicos. El ejercicio ayudará a tensar los tejidos cutáneos de las manos. Es suficiente teclear durante 10 minutos diarios sobre una mesa, o bien amasar un ovillo de lana, con cada mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.