Inicio » Dietas » Reduce el rebote con la dieta proteica

Reduce el rebote con la dieta proteica

dieta-proteica-rebote

El efecto del rebote sucede por someter al cuerpo a un régimen alimenticio, es un proceso en el cual el organismo al defenderse de la baja de alimento, al comer normalmente, guarda reservas y usualmente se engorda. Este efecto recibe varios nombres; rebote, yoyo, etc. Afortunadamente existen maneras de evitarlo y esta ocasión te enseñaremos a evitar el rebote con la dieta proteica.

Aliza Lifshitz, médico nutriólogo nos dice algunas recomendaciones basándose en un estudio realizado por científicos de la Clínica Epidemiológica del Instituto de Karolinska y del Centro de Obesidad de la Universidad de Karolinska, en Suecia. Quienes además revisaron algunas referencias de otros 20 estudios realizados a lo largos de varios años. El texto fue publicado en The American Journal of Clinical Nutrition.

Esta investigación confirmó que lo más difícil para quienes pierden kilos es no recuperarlos. Deben luchar contra los mecanismos de defensa del cuerpo: más apetito, metabolismo más lento y un deseo enorme de volver a antiguos malos hábitos.

Al iniciar la investigación se analizaron en total datos de 3.017 pacientes, obesos o con sobrepeso.

Los más exitosos fueron quienes recurrieron a dietas más proteicas y a comidas de sustitución, disponibles en Europa y Estados Unidos. Los suplementos no demostraron mayor influencia. En cuanto a los ejercicios, uno de los estudios reveló que el efecto de cumplir con una rutina regular era similar al de una dieta proteica.

A quienes quieran evitar el efecto rebote, la doctora Lifshitz sugiere algo más aparte de elevar el consumo de proteínas. Entre ellas está tratar de bajar de peso poco a poco, en vez de recurrir a dietas estrictas.

Menú para la dieta protéica

  • Para el desayuno en la dieta proteica el enfoque es comenzar el día con una cantidad de proteínas considerable que, a diferencia de unos panqueques o panes tostados, no lleve carbohidratos, pero que aún sea suficiente para aportar al cuerpo la energía que necesita para arrancar el día, es por eso, que el desayuno en la dieta proteica suele ser algo pesado. Por lo general el desayuno es una ración de huevos con tocino y un café
  • Para el almuerzo en la dieta proteica se permiten comer algunos vegetales, en cantidades muy pequeñas y sólo algunos vegetales en especifico, uno de los vegetales que se permite comer en el almuerzo es el tomate, debido a que no contiene carbohidratos  ni afecta la absorción de las proteínas. Y por supuesto, a tomate lo acompaña al ingrediente principal del almuerzo que puede ser una ración de jamón serrano o salmón.
  • En la merienda se puede comer si apetece carne para picar,  se permite cualquier tipo de carne y también se pueden comer aperitivos de queso con jamón si  lo deseas.
  • Para la cena al igual que con el almuerzo puedes comer verduras siempre y cuando las comidas proteicas sean en mayor cantidad y el ingrediente principal del plato. Por lo general en la cena no se comen carnes rojas pues estas es mejor comerlas temprano en el día. En la cena más bien puedes comer el tipo de pescado o marisco que prefieras y acompañar de una parrillada de verduras.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.