Inicio » Maquillaje » Maquillaje sin misterios

Maquillaje sin misterios

5975423

Conseguir que la base tenga la apariencia deseada es un reto al que todas las mujeres se enfrenta. Ahora sabrá cómo lo logra el experto. Presta atención a esta nota de Maquillaje sin misterios.

  • Preparar la piel:

Para conseguir un maquillaje perfecto y saludable como el realizado por profesionales, en primer lugar se deberá aplicar sobre el cutir una pre- base. Este producto tiene la función de hidratar y crear una capa protectora que impide que la piel absorba el maquillaje. La pre-base puede ser de dos clases: prácticamente transparente o correctora, es decir, de un color que permita mejorar el tono natural de la piel. También las hay que agregan luminosidad.

  • Aplicar la base:

El siguiente paso, lógicamente, será aplicar el fondo o base de maquillaje. Este prodcuto, que suele presentarse en forma cremosa, líquida o compacta, permite unificar el color y el relieve de la piel. El color de la base del maquillaje dependerá del tono natural de la piel, buscando la que mejor se adapte a ésta. La base de maquillaje se aplica en pequeñas dosis, sobre la frente, la nariz, los pómulos, las mejillas y el mentón. Para hacerlo, nada más fácil que utilizar las yemas de los dedos, arrastrándola siempre hacia la línea del pelo y el cuello. Si se quiere esfumar los contorno y eliminar los excesos, se puede utilizar una esponjita. Conviene poner la base en el dorso de la mano antes que en la cara, para que tome la temperatura del cuerpo y al esparcirla se expanda más fácilmente.

  • Eliminar imperfecciones:

Llegó el momento de eliminar los granitos y otros defectos de la piel, como las ojeras. Para hacerlo, lo mejor es aplicar en la zona afectada corrector. Los hay de muchos tonos, pero siempre deberá elegirse el que mejor se adapte al color de la tez. Y para el caso de las ojeras, lo más acertado será optar por el mismo tono de la piel o uno un poco más claro. Puede aplicarse con un pincel chico o con los dedos.

  • Empolvarse:

El polvo es el mejor recurso cosmético para fijar el maquillaje, garantizar la aplicación uniforme del rubor y las sombras y crear matices. Además, gracias a su utilización se reducirá el exceso de brillo que suele quedar en la piel tras la colocación de la base elegida. Se aplica con un cisne o con la esponja. Un último consejo: Para conseguir un resultado natural y evitar que se extienda en forma irregular conviene utilizar texturas transparentes que no cambian el color de la piel. Por lo demás, deben priviligiarse las zonas que tienden a brillar más como la frente, nariz y mentón.

  • Limpiar:

A continuación deberá eliminarse el excedente de polvo y maquillaje. El elemento que permite hacerlo con mayor precisión es el pincel en forma de escobilla y con el pelo duro o la brocha. Cuando se arrastre el polvo, se deberá tener especial cuidado en no desvirtuar el trabajo realizado hasta el momento.

  • Resaltar las mejillas:

El rubor es necesario para dar un aspecto vivo y saludable al rostro. La mejor forma de aplicarlo es ayudarse de una brocha gruesa y redonda. El primer paso consiste en poner un poco de rubor en la parte alta del pómulo para luego arrástrarlo suavemente con la brocha hasta el hueco de la mejilla en movimientos circulares y esfumando los contornos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.