Inicio » Utilisima recetas » Pollo » Croquetas de arroz con chutney y pollo

Croquetas de arroz con chutney y pollo

Las  croquetas de arroz con chutney y pollo se aderezan con curry, sésamo y pesto. Se sirven dorados en aceite, acompañados con un chutney de manzanas rojas y pasas de uva, y además carne fileteada. Además las croquetas, tanto para comerlas como para cocinarlas. En el primer caso, me gustan su exterior crocante, un relleno sabroso y el hecho de que se pueden tomar con la mano. Y como amante de la cocina me permiten aprovechar todos los ingredientes. Podemos preparar croquetas de lo que se nos ocurra: papa, arroz, zanahoria, espinaca, carne, pescado brócoli o pollo.  Estas croquetas son altamente recomendables y súper deliciosas, a hacerlas!

Ingredientes de la receta de croquetas de arroz con chutney y pollo

–          250 g de arroz cocido

–          1 cucharada de curry en polvo

–          2 cucharadas de sésamo blanco y negro

–          1 huevo grande

–          Jugo de medio limón

–          2 cucharadas de pesto

–          Cantidad necesaria de harina

–          Aceite de oliva

Vamos a empezar por mezclar el arroz cuando esté bien cocido y frío con el curry, luego vamos a introducir en la mezcla el sésamo blanco y negro, la pimienta, la sal, el pesto y el jugo de limón.  Sumarle a la preparación el huevo y armar las croquetas de 5 cm de diámetro. Después, vamos a rebozarlas en harina y  meterlas a la heladera por 30 minuto aproximadamente, así cuando las cocinemos, la harina no se desprenda  y se terminen desarmando. Luego, vamos a poner al fuego el aceite de oliva en una sartén y doraremos de los dos lados las croquetas, las retiramos del fuego y las colocamos en un plato con papel que absorba bien el aceite.

 

El chutney:

-3 manzanas rojas

– 2 tomates

-1 cebolla chica

-3 cm de raíz de jengibre

-Sal

-Pimienta

-Media cucharada de canela

-2 cucharadas de pasas de uva negras

-3 cucharadas de azúcar

-10 cucharadas de vinagre.

Empezaremos por cortar las manzanas en cubitos, vamos a sacarles el centro y el cabito. Cortaremos los tomates  en cubitos del mismo diámetro y metemos todo en una cacerola, además junto con el jengibre pelado y cortado en grandes pedazos, las pasas, la sal, la canela, el vinagre, la pimienta, y el azúcar: Lo vamos a cocinar por 20 minutos e iremos revolviendo a cada rato. Lo dejaremos enfriando y lo llevaremos a la heladera. Los pedazos de jengibre no van a servirse, van a quedar en el recipiente para saborizar todo.

 

El pollo:

–          2 Supremas

–          1 caldo de verduras

–          Sal

–          Laurel

Ponemos en una cacerola las supremas de pollo y el caldo, el laurel y la sal. Pondremos agua a y vamos a dejar que suba el hervor, una vez que terminemos con eso vamos a bajar el fuego  y vamos a dejar que la pechuga se enfrié dentro de la olla. Así, no se va a secar y va a quedar a punto.  Después procederemos con  cortar la carne en finas fetas, de un 3mm de espesor.  Vamos a servir a las croquetas con el chutney y el pollo.

chutney pollo

TOP SECRET:

El chutney se puede guardar en la heladera por dos semanas o más y admite diferentes frutas o vegetales, como berenjena, pena, mango o ananá. Las croquetas se pueden hacer con el resto de un risotto frio, siempre y cuando no tenga demasiada manteca. En ese caso, solo se incorporan el huevo y la harina para rebozarlas. Con esta manera de hervirlo, el pollo no quedará seco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.